¿Cómo elegir un crédito más aprobiable?

En el mundo de los negocios es muy importante el tema de la financiación, por ejemplo para poder crecer, para invertir en infraestructura, crear una nueva línea de productos, entre otros. Pero también los emprendedores necesitan financiación para poner en práctica sus ideas de negocios. A veces es muy difícil conseguir un crédito en la banca pública o en entes gubernamentales por lo que el empresario o emprendedor deberá acudir a la banca privada. 

En este artículo te  traemos las claves para elegir un crédito de forma apropiada y que se ajuste a tus necesidades empresariales

-El uso. Es necesario que tengan un plan para qué específicamente necesitas el crédito, por ejemplo para infraestructura, para mercaderías, capital, entre otros.

-Analizar tu elegibilidad. Los bancos tradicionales son muy estrictos y analizan a fondo tus balances y reputación, debes analizar a fondo y sinceramente si en verdad hoy en día eres elegible para un crédito.

-Elegir el banco. En el mercado hay muchos tipos de bancos, debes seleccionar cuál banco necesitarás, en que se debe especializar y evaluar lo que ofrecen para tu negocio.

-Costo total. Se deben evaluar las condiciones que ofrece el banco para el crédito, las comisiones, el costo efectivo, y los productos asociados a fin de identificar el costo real del financiamiento, esto sirve para evaluar todas las alternativas racionalmente.

-El plazo el crédito. Este elemento es muy importante y dependerá de tu flujo de caja, si el plazo es muy amplio la tasa de interés será mayor y si es menos el plazo la tasa será menos pero las cuotas serán altas así que debes evaluar tus capacidades de pago.

-Posibilidad de amortización. Esta información es sumamente importante y estará directamente relacionada con tus posibilidades de flujo de efectivo. Hay bancos que tienen políticas distintas en la materia, unas no permiten la amortización de capital a fin de cancelar de forma anticipada, otros usan métodos fijos y otros variables. Es importante precisar toda esta información a fin de evaluar y tomar una decisión ajustada a la realidad de tu negocio.

-El banco. Es imprescindible evaluar el tipo de banco, su trayectoria, la disposición a ofrecer la información requerida, a la colaboración, apertura, entre otros aspectos. Mientras haya más colaboración más oportunidad de conseguir el crédito.

-Trayectoria crediticia. Por lo general la banca tradicional otorga prioridad a sus clientes, es decir a quienes ya tienen una relación comercial y han solicitado productos y servicios financieros, mientras más sea la antigüedad mejor. De ahí que es importante crear este historial con una entidad financiera, movilizar cuentas, solicitar tarjetas de crédito, crear una reputación crediticia intachable, esto ayuda mucho a conseguir el crédito que necesitarás para el crecimiento de tu negocio.

-La tasa de interés. Es necesario evaluar la tasa que aplica el banco, si es variable, fija o combinada a fin de analizar el impacto que generará en tu flujo de caja. Las tasas fijas permiten una mejor planificación porque conocemos las cuotas a pagar mientras que las variables generan mayor incertidumbre pues sufren vaivenes y las cuotas pueden aumentar de forma considerable sin previo aviso.